Gastronomía

Tortas de aceite

La Cocina de Castilleja de la Cuesta, ha sido una de las grandes riquezas en el amplio panorama de la cultura culinaria andaluza. Con seña de identidad propia, en su elaboración se combinan técnicas populares con las más avanzada cocina contemporánea, dando lugar a una cocina llena de riqueza y variedad.

Exposición de repostería tradicional castillejana Sus platos reflejan el paso de las diferentes culturas que han dejado su huella en la zona. En su elaboración se toman y mezclan diferentes elementos y técnicas que le han permitido tener un estilo propio, caracterizado por el uso de determinadas especias, junto a excelentes materias primas.

La variada cocina de Castilleja ofrece los mejores productos de las huerta, que destacan por su calidad y rica variedad vegetal, berenjenas, calabazas, coles, espárragos, espinacas y alcachofas se convierten en excelentes materias primas para la elaboración de los mejores platos y los más apreciados guisos.

Entre la extensa oferta gastronómica, se encuentra la carne, de corral o de caza. Las diferentes formas de aderezarlas dan lugar a excelentes platos preparados tanto de forma tradicional como de forma imaginativa dando lugar a exquisitos guisos.

Pescados y mariscos también se encuentra entre la rica oferta gastronómica de la Villa. Pero es sin duda la fabricación de repostería la que ha llevado a Castilleja de la Cuesta a ser conocida en el resto de España.

Tortas de aceite Pestiños, empanadillas y sobre todo la fabricación de sus famosas tortas, cuya elaboración se comienza en la segunda mitad del siglo XIX, elevan la repostería de Castilleja de la Cuesta a la más alta calidad y constituyen una de las industrias más importantes de la villa.